Cómo maximizar las ventas de comercio electrónico de tu marca

Share on linkedin
Share on twitter

Al ser una marca que quiere vender productos online tienes distintas alternativas. La primera y más común para una marca es confiar en una red de retailers para vender tus productos en línea. La segunda opción y una que comienza a ser más popular entre las marcas es vender y llegar a los consumidores directamente y hacer que compren en su propia tienda online. Finalmente, la tercera opción sería combinar ambos enfoques.

Es muy diferente vender a través de tu propio e-commmerce que tener una red de e-tailers o canales de distribución. Al vender los productos de tu propia marca, debes evaluar tu posición como marca y como retailer, y esto es, la mayoría de las veces, un enfoque muy complicado.

Por otro lado, tener e-tailers distribuyendo tus productos puede ser una excelente manera de potencializar tus ventas y llegar a más consumidores sin la molestia de tener que pensar en la logística y otros problemas que conlleva la venta online. Cualquiera que sea la opción que decidas tiene que ser la correcta para tu marca ya que todas las marcas son diferentes y por tanto las estrategias pueden variar.

Las dificultades de tener un e-commerce considerando que estás operando como tu propio vendedor

Si decides que la mejor opción para ti y tu marca es tener ambos: e-tailers y la tienda online de tu propia marca, hay algunas cosas a tener en cuenta para que puedas maximizar tus ventas en el sitio y al mismo tiempo proteger tu imagen de marca y políticas de precios, ya que puedes encontrar algunas dificultades, como:

1. No tener un precio competitivo

Es muy común que las marcas que tienen su propio e-commerce tengan precios más altos que los de sus e-tailers. ¿Por qué pasa esto? Generalmente esto ocurre porque los retailers a menudo entran en guerras de precios y, por lo tanto, bajan sus precios para ser más competitivos. A veces, este precio puede estar por debajo del MSRP de tu marca.

2. No poder controlar la imagen de tu marca

Cuando tienes tu propio comercio electrónico pero al mismo tiempo compites con los minoristas, a veces puede resultar difícil mantener intacta la imagen de tu negocio de e-commerce y la de tu marca. Por el contrario, es bastante común que dado que los precios pueden variar mucho y si los retailers que venden tus productos no respetan tu MSRP la imagen de tu marca puede sufrir.

Cómo superar los desafíos de gestión de un e-commerce

Para superar estos problemas, hay algunas cosas que puede hacer que también pueden ayudarlo a ser más competitivo en el mundo del comercio electrónico.

1. Monitorea y aprovecha los datos del mercado:

Cuando monitorizas el precio y los datos generales de tus productos a través de los canales de venta online, recopilas la información competitiva que necesitas para tomar las decisiones correctas para tu negocio y te vuelves más consciente en caso de que los retailers no respeten tu MSRP o MAP. Dicho esto, con esta información obtendrás una idea general del precio medio de tus productos en el mercado y si los retailers están siendo leales a tus precios. Además, este tipo de información te permite conocer los precios medios del mercado, lo que te permite evaluar si el valor de tus productos en el mercado se ajustan a tu precio de venta inicial.

2. Descubre vendedores no autorizados:

    Es bastante común encontrar retailers que vendan tus productos sin permiso. Estos vendedores pueden jugar con el precio de tu mercancía, ya que no tienen ninguna responsabilidad hacia ella.

    Descubrir vendedores no autorizados puede ayudarte a tener un poco más de control sobre el precio y la imagen de tu mercancía. Además con esta información estarás eliminando rivales del mercado y por lo tanto incrementando tu competitividad.

    Ser una marca y tener tu propio negocio de comercio electrónico, así como vender a través de e-tailers, es bastante desafiante, pero al final, con las herramientas adecuadas y las estrategias correctas, puedes encontrar los beneficios de ambos enfoques. Sin embargo, te enfrentarás a muchas decisiones difíciles como: ¿Qué es más importante para ti, ser el vendedor más competitivo en línea o mantener la imagen de tu producto y la integridad de tu marca? Recuerda que no hay respuestas correctas o incorrectas, solo lo mejor para ti y tu marca.

    More to explore