Desarrollo de marca óptimo mediante el análisis estratégico

Tres áreas de análisis clave para asegurar un desarrollo de marca óptimo.

- 4 Minutos de lectura

Achieve optimal brand development

El crecimiento imparable del e-commerce y la transparencia de información que proporcionan las nuevas tecnologías ha hecho que resulte crítico para las marcas obtener datos precisos y fiables sobre el posicionamiento de sus productos para mejorar su desarrollo de marca, ampliar su público objetivo, y conseguir la fidelización de los consumidores.


Desarrollo de áreas clave


Hay ciertas áreas que se deben analizar y desarrollar de manera adecuada si se pretende alcanzar un nivel óptimo en el desarrollo de marca. Dichas áreas incluyen el análisis de potenciales clientes o consumidores, de competidores en el mercado, así como de la propia marca.

En esta guía se hablará de estos aspectos de manera fácil y concisa, proporcionando ideas y puntos a tener en cuenta cuando se lleva a cabo el análisis de estas áreas clave.

En este sentido, estas son algunas de las preguntas que se deberían plantear:

  1. ¿Cuáles son las necesidades de tus consumidores? ¿Qué esperan de tu marca?

  2. ¿Cuál es el valor que perciben de tus productos?

  3. ¿Cuál es el posicionamiento de tus productos respecto a la competencia?

  4. ¿Cuál es el estado actual de tu marca?

  5. ¿Qué puntos te definen en oposición a tus competidores?

  6. ¿Cómo ha evolucionado tu marca a lo largo del tiempo?

Análisis de clientes


Valor de producto y público objetivo

Un elemento importante llegados a este punto es saber qué motiva a los clientes a comprar un producto específico y qué es lo que esperan de dicho producto. Una vez tenemos claro estos puntos, resulta más sencillo ofrecer productos que cubran las necesidades del consumidor y que ofrezcan beneficios a los clientes potenciales.

  • Elemento de
    motivación

  • Expectativas
    del cliente

  • Beneficios del
    producto

El objetivo aquí es que tus productos se diferencien de los de tus competidores, ofreciendo una mayor relación calidad-precio para que los consumidores vuelvan a comprar tus productos. Esto es lo que construye la fidelización, y por esta razón resulta tan importante tener una visión clara del público que estará interesado en la compra del producto y saber cómo cubrir sus necesidades, ya que ellos serán los que, según su experiencia, acaben confiando o no en la marca. Por lo tanto, lograr transmitir a los clientes el mensaje de marca adecuado debería ser uno de los objetivos principales de tu estrategia de negocio.

Cambios en el mercado

Para entender las necesidades de tus clientes y lo que esperan de tu marca y productos necesitas analizar primero los movimientos que se den en el mercado. A saber, se deben analizar cambios en el volumen de ventas para conocer cómo la demanda de ciertos productos fluctúa y cómo surgen nuevas necesidades y requisitos por parte de los consumidores. Esto te proporcionará datos valiosos sobre qué mercados van a la baja y cuáles de ellos se encuentran en crecimiento.

Analizar el mercado para detectar necesidades o demanda de productos específicos que aún no han sido cubiertos resulta también una gran idea. Esta estrategia puede atraer a nuevos clientes, así como lograr realizar una distinción con la competencia.

Análisis de competidores


Factores de diferenciación

Resulta esencial entender tu posicionamiento y el de tus competidores en el mercado. Este conocimiento es un aspecto determinante de tu estrategia, ya que necesitas decidir qué factores te distinguirán de la competencia.

Monitorizar cambios en las estrategias de los competidores es una tarea necesaria que se debe realizar diariamente.

El análisis de la competencia se debe llevar a cabo frecuentemente para estar al día de los movimientos de los competidores. Lo que es más, se debe entender, no como una rutina u tarea a corto plazo, sino como una a largo plazo, parte de la estrategia futura de la compañía.

Al estudiar los competidores, se deben abordar varios puntos que, en su conjunto, te ofrecerán una visión completa del posicionamiento de tu marca frente a tus competidores en la industria:

  • Número de competidores en el mercado, tanto existentes como emergentes.

  • Percepción/imagen de marca frente a la competencia (posicionamiento).

Una vez se recoge toda esta información, se puede proceder a determinar cuáles de tus competidores son los mejor posicionados, así como aquellos que reciben la mejor percepción por clientes potenciales y los ya existentes. Esto también te ayudará a evaluar qué factores refuerzan la imagen de tu marca de un modo positivo, a saber, tus puntos fuertes. Por otro lado, también podrás detectar qué otros puntos lo hacen de una manera negativa, es decir, tus puntos débiles.

Análisis de marca


Obtener una imagen clara de todos los elementos que conforman tu imagen de marca te permitirá llegar a nuevas estrategias y mejoras, así como a optimizar tu rendimiento de tus productos en general.

¿Cuál es el estado actual de tu marca?

Esta pregunta conlleva otras respecto a los siguientes aspectos: características que definen tu marca, la percepción de los consumidores, el mensaje que se quiere enviar, así como el valor ofrecido a los consumidores.

¿Cómo ha evolucionado tu marca en el tiempo?

Determina cómo ha progresado la percepción de tu marca por parte de los clientes a lo largo del tiempo. ¿El mensaje original ha cambiado? ¿La percepción sobre precio, valor y calidad se ha visto modificada y, si es así, en qué medida?

¿Qué te diferencia de tus competidores?

Qué características compartes con tus competidores y qué otras te diferencian. ¿Tu marca realmente destaca? Necesitas determinar estos puntos para encontrar la estrategia de marketing que mejor se adapte a tu negocio.

¿Maximizas la imagen de tu marca?

¿Aún no has sacado ventaja de los puntos fuertes de tu marca? ¿Cuáles son los puntos débiles de tu marca? Necesitas evaluar las respuestas a estas preguntas para equilibrar dichos puntos y sacar el máximo partido de tus productos.