Escalamiento de costos: lo que necesitas saber

Evita disminuir el margen de beneficio al expandir tu empresa a otros mercados.

- 5 Minutos de lectura

El escalamiento de costos es el incremento del gasto que se produce cuando se exporta un producto a un mercado exterior, debido a que ahora hay gastos relacionados con la exportación como los aranceles, costes de distribución aumentados,etc.

price escalation

Si quieres expandir tu comercio a mercados internacionales deberás tener en cuenta el escalamiento de costos así como adaptarte a las regulaciones de los nuevos países en los que quieras operar. Si quieres expandirte dentro de la UEM, no tendrás trabas. Por otro lado, al actuar en países donde no haya una armonización de leyes deberás hacerte cargo del escalamiento de costos.

Para evitar un incremento de los precios de tus productos, que derivarían en menos ventas, es necesario entender dónde quieres operar. Puedes espiar los canales extranjeros de la competencia para observar su comportamiento y saber cuál sería tu posición en el mercado exterior. Seguir a tus rivales de forma manual puede ser una tarea ardua, así que para hacer el seguimiento de forma eficiente, tienes a tu disposición herramientas de monitorización de precios para comparar tus productos con los de la competencia de forma automática y periódica.

La información recibida a través del software de monitorización de precios te va a permitir desarrollar una estrategia en base al price intelligence, es decir, valorar el impacto final sobre las decisiones de compra de los consumidores que puede tener el escalamiento de costos. Esta metodología conseguirá mejorar la rentabilidad de tu comercio en mercados extranjeros y aumentará la cantidad de mercancía vendida.

Este conocimiento por otra parte, se puede trasladar a otros aspectos de tu comercio, como podría ser una renegociación de precios con los proveedores o mejorar la eficiencia de la distribución/almacenamiento de tus productos.

¿Cómo sobreponerse al escalamiento de costos?

Para vender tu mercancía al extranjero sin miedo a reducir tus ganancias puedes manufacturar el producto en cuestión en el país que quieras venderlo, en vez de exportarlo desde el país de origen. Esta práctica te puede suponer un alivio si tu negocio tiene el suficientemente volumen como para poder realizar estas operaciones, en caso de no poder hacerlo, comprar a proveedores locales puede ser una solución adecuada a tu problema.

Reclasificar los productos que exportas en otras clasificaciones con tarifas o aranceles menores es una idea válida pero complicada. Un ejemplo claro sería la intención de los manufactores de la bebida alcohólica Cachaça que en Europa y EE.UU se sigue considerando una variedad del ron, para que tenga una clasificación y tarificación distinta al ron.

price escalation

Producir y/o vender tus productos en una zona de libre comercio es una opción viable para tu comercio. Puedes consultar con tu departamento legal si aquellos países en los que quieres exportar están dentro de una ZLC para poder ahorrarte algunos de los costes relacionados con la exportación.

Para evitar reducir beneficios tendrás que tener en cuenta el ratio de inflación en los mercados internacionales que vayas a operar así como el cambio de divisas. Un producto que en tu mercado original pueda estar percibido como de gama media, en según qué mercados, puede ser considerado un producto premium o de gama alta.