Google Shopping,
¿cómo funciona?

Aprende a seleccionar tus productos más competitivos.

- 4 Minutos de lectura

Sincroniza tu catálogo con Google Shopping y maximiza las ventas de tu e-commerce al optimizar la selección de productos que subes a esta plataforma.


Google Shopping se ha convertido en una de las plataformas más efectivas para visibilizar tu tienda online y conseguir tráfico y conversiones. Aunque el nivel de competitividad presente es bastante elevado, hay herramientas que te permiten mejorar tu actividad y optimizar tu presencia en este canal distribuidor.

La gracia de GS es que permite posicionar tus productos más competitivos en los buscadores, lo que te ofrece una mayor visibilidad entre los consumidores. Además, a simple vista se incluye información más detallada que en Google Adwords, por ejemplo, ya que GS no resalta la página web sino el producto en sí, e incluye imágenes, características, precio, página web original, etc. Esto aporta más información al consumidor, que sabe escoger mejor dónde comprar.

Sincronización de catálogos


Es contraproducente subir todo tu catálogo directamente a Google Shopping. Con el CPC (Coste por clic), cada vez que un usuario hace clic en uno de tus productos en GS, implica un pequeño coste que, si se va sumando por cada producto, puede llegar a supone más un gasto que una oportunidad de beneficio. Es por eso que seleccionar tus productos de una forma óptima en esta plataforma puede marcar la diferencia entre una campaña productiva o una campaña regular.

Pero, ¿qué significa seleccionar los productos de una forma óptima? Probablemente, algunos de los productos de tu catálogo no son lo suficientemente competitivos (a nivel de precio) como para competir dentro de tu vertical. Esto hay formas de cambiarlo: monitorizando a tus competidores para hacer un seguimiento constante y actualizado sobre los precios del mercado; y seguidamente, reajustando los precios de tus productos para aumentar tu nivel de competitividad.

De esta forma, si optimizas tus productos a nivel de precio tienes más posibilidades de aumentar las conversiones de tu tienda, porque la gran mayoría de usuarios tienden a decidir dónde comprar basándose principalmente en el precio. Por eso, solo aquellos productos que cumplan ciertos requisitos serán incluidos en GS, así mantendrás optimizado tu feed de compra.

Además, algunas herramientas permiten actualizar automáticamente tu catálogo con el feed de Google Shopping. Esto te ahorrará tiempo a la hora de decidir qué productos seleccionar.

Mejora tu posicionamiento a través de las métricas


Como hemos comentado, en Google Shopping hay mucha competencia entre los diferentes e-commerce. Aún así, existen formas de mejorar tu presencia en este canal y diferenciarte de tu competencia. Se trata de controlar tres métricas indispensables para tu posicionamiento online: el índice de precios, el margen de beneficio y la tasa de conversión.

El índice de precios mide tu nivel de competitividad dentro de tu vertical; el margen de beneficio indica la diferencia de beneficio que obtienes por producto al comparar el coste de compra con el precio de venta; y la tasa de conversión muestra el número de ventas finales realizadas a través de tu tienda online.

Fíjate en estas tres métricas clave y conseguirás optimizar tu rendimiento online. Sobre todo es importante jugar con las tres, no te concentres en mejorar únicamente una de ellas, sino que al estar todas correlacionadas, cualquier cambio en una implica una variación en otra.

Un buen posicionamiento en Google Shopping te permitirá obtener más tráfico y más visibilidad entre los consumidores, lo que se traduce en un aumento de las conversiones.


Así pues, estas serían los pasos principales al utilizar GS:

  • Monitorización del mercado para optimizar los precios de tu feed.

  • Configurar los productos más competitivos y sincronizar tu catálogo con GS.

  • Mejorar tu posicionamiento a través de las tres métricas principales.