Potencia tu percepción de marca de manera efectiva

Trabaja en tu percepción de marca para ganar ventaja competitiva.

- 5 Minutos de lectura

Potencia tu percepción de marca

Los clientes fidelizados, el reconocimiento y la percepción de la marca son factores cruciales para ganar ventaja competitiva, y se deben entender como metas a largo plazo en tu estrategia empresarial. Potencia tu percepción de marca a partir de hoy teniendo en cuenta los puntos que se indican a continuación en esta guía.


Desarrollo de nuevas gamas de producto


La primera opción aquí es intentar ofrecer a los consumidores una gran variedad de productos. Sin embargo, eso no significa que se tengan que buscar ideas para productos completamente nuevos, junto con los procesos y costes que este tipo de acción conlleva. La verdad es que lanzar un nuevo producto siempre es algo arriesgado, ya que no se puede predecir la efectividad de los resultados con seguridad. Por esta razón, se puede empezar por ejecutar un análisis en profundidad de tu catálogo de productos para detectar cuáles de ellos tienen un mejor rendimiento en el mercado. Esto servirá de base para escoger uno de dichos productos y crear nuevas versiones añadiendo nuevas características.

Al añadir nuevas características puedes aprovechar los recursos existentes para alcanzar mayores beneficios para la empresa.

Este tipo de acción no está libre de riesgos y los resultados obtenidos de una decisión así pueden no ser los esperados en algunos casos. No obstante, con un desarrollo estratégico, esta puede convertirse en una oportunidad excelente para explotar y expandir los recursos existentes para lograr mayores beneficios.

Las gamas de producto resultantes después de haber añadido nuevas características brindan la oportunidad de atraer a un mayor número de clientes y ampliar el público interesado en productos específicos, o incluso pueden ayudar a recuperar el interés de la base de consumidores recurrentes.

Al replantear un producto ya existente se pueden tomar diversos enfoques. Por ejemplo, centrándonos en el producto en sí, puedes probar nuevas características como ofrecer una mayor gama de colores y tallas, añadir o mejorar sus funcionalidades, o incluso dar con una nueva presentación. Por otro lado, más allá de estas características, puedes tratar de ofrecer más beneficios pr la compra del producto, algo que promueva la fidelización de clientes. En cualquiera de los casos, el principal propósito es dar con estos nuevos planteamientos por medio de la innovación, ya que esta se traducirá en un mayor valor, competitividad y beneficios para la compañía.

Creación de versiones low-cost


Uno de los grandes activos que puedes tener como compañía es tu base de clientes o consumidores fidelizados. Por este motivo, desarrollar versiones más asequibles de un producto existente puede ser una gran opción si se pretende atraer a consumidores que buscan una buena relación calidad-precio. Si atraes a estos consumidores más sensibles al precio que antes no consumían tus productos y les ofreces esta mejor relación calidad-precio, podrás fidelizarlos más fácilmente.

De hecho, este se ha vuelto un enfoque muy común. A saber, marcas que ofrecen productos con una gran usabilidad, pero con menos características que las disponibles en las versiones premium de tales productos.

Uno de los principales objetivos de las marcas hoy es ampliar su base de consumidores.

La competición en el mercado ha hecho crítico para las marcas que quieran prosperar encontrar maneras eficaces de aprovechar los productos de los que ya disponen para intentar ampliar su base de clientes.

Los tiempos en los que los consumidores permanecían fidelizados incluso después de haber efectuado cambios de precio han quedado atrás. La verdad es que hoy en día los competidores no paran de aparecer e irrumpen en el mercado con productos de gran calidad a precios muy competitivos, y esta es la razón por la que las marcas necesitan reconsiderar sus estrategias y enfoques.

Productos en los canales de venta


Las marcas ahora se enfrentan a nuevos desafíos como cómo emplear los canales de venta existentes. Las grandes tiendas y cadenas tienden a ofrecer precios inferiores a aquellos sugeridos por los fabricantes y este tipo de situación es la que ha hecho que las marcas se replanteen nuevas maneras de vender productos.

Algunas de ellas controlan lo que ocurre con sus precios en el mercado para llegar a acuerdos con los distribuidores. Por otro lado, también hay marcas que han decidido convertirse en sus propios distribuidores, algo que les permite explotar las ventajas del canal de venta online y les da la oportunidad de aumentar su cuota de mercado, así como de tener una visión mucho más completa de su rendimiento.

  • Venta de producto
    por la marca

  • Visión completa
    del mercado

  • Mayor cuota
    de mercado

Proteger al imagen de marca


Hoy el gran desafío no es el mero hecho de crear una marca que sea más asequible o aceptable por un mayor parte de consumidores. El objetivo real consiste en lograrlo sin dañar la percepción actual que los consumidores, o cliente final, tengan sobre ella.

No obstante, este tipo de tarea no es fácil. Cuando se emplean nuevas estrategias o se realizan cambios en estas, nos referimos a las reducciones de precio, la compañía se arriesga a que la gente o cliente final crea que la calidad de los productos también pueda haberse visto reducida. Por lo tanto, la cuestión real y más compleja aquí es cómo llegar a posicionarse en niveles más bajos de precio sin dañar dicha percepción.

Así que, llegados a este punto, se pueden dar estos dos escenarios:

  1. Si tu producto o gama de productos no cuentan con una diferenciación notable de otros productos en el mercado de características similares, no se arriesga tanto al reducir precios. Existen pocas posibilidades de que la percepción de productos de calidad media o enfocados a precios bajos baje más a raíz de dichas reducciones en el precio.

  2. Si, por otro lado, nos referimos a productos premium cuyas características son la prueba de su calidad y diferenciación, sí que se arriesga mucho al efectuar reducciones de precio drásticas.

Este es el motivo por el que dar con el precio adecuado que atraiga al cliente final va mucho más allá de la mera reducción de precios. Necesitas justificar tu estrategia a tus clientes o consumidores, explicar la lógica detrás de los cambios realizados. Si no, realmente la compañía se arriesga a perder todas las percepciones de calidad que haya desarrollado en el pasado.

Submarcas: Un nuevo enfoque


Con una submarca puedes mejorar tu posicionamiento en productos low-cost sin dañar la marca principal.

Crear una marca completamente nueva puede ser una mala decisión y es algo que conlleva mucho trabajo, ya que hay que construir la reputación de la marca desde cero. Además, puede que se compita con otras marcas fuertes que ya tengan una reputación bien consolidada en líneas de producto de precios reducidos.

Así que, ¿cuál es la solución, entonces? Se puede recurrir a otros enfoques como la llamada submarca. Al crear una submarca puedes conseguir un buen posicionamiento en el sector de productos de precios reducidos sin que ello afecte a la percepción existente entre tus consumidores de los productos procedentes de la marca premium.

La estrategia aquí consiste en crear y diferenciar el grupo de productos de mayor calidad o premium (padre) de la gama de productos cuyo objetivo es alcanzar a la audiencia más sensibilizada por el precio, a saber, la submarca (hijo).

No obstante, esta táctica, como cualquier otra situación, viene con ventajas e inconvenientes también. Así que, es importante tener en cuenta cada detalle antes de dar cualquier paso o hacer cambios en tu estrategia de marca.

Ventajas

La submarca viene precedida por la reputación de la marca principal, pero a precios inferiores.

Da a la oportunidad de ofrecer una gama y variedad de productos más amplia.

La percepción de los clientes se puede cambiar para llegar a un mayor público e ingresos.

Desventajas

La reducción de precio en la submarca puede afectar a la marca principal si no se realiza eficazmente.

Puede que los clientes ignoren los productos premium en favor de los low-cost.

Se necesita hacer una clara diferenciación entre el hijo y el padre en términos de calidad y características.

VS

Diferenciación entre productos

Dar a la submarca su propia personalidad es un factor extremadamente importante, y dicha definición de personalidad siempre tendrá en cuenta los elementos siguientes: valor, calidad, nivel de detalle, precio, uso, público objetivo, y funcionalidades/características de los productos.

Si los productos de tu marca y tu submarca se parecen demasiado y la única diferencia a destacar es el precio, entonces, y sin lugar a dudas, la marca principal acabará desapareciendo. ¿Por qué pagar más si puedes tener lo que parece el mismo producto a un precio inferior? Por esta razón resulta crucial hacer una clara distinción entre gamas de productos, para evitar el deterioro de la marca principal.

Las características de los productos de la submarca se deben ver claramente diferenciadas de aquellas de los productos premiumm para ayudar a los consumidores a entender la reducción, no solo en el precio, sino también en la calidad y especificaciones que aquella línea de productos en concreto. Esa es la manera en la que justificar la disminución de precio.

Marca

Creación de líneas de productos con gran valor.

Desarrollo de especificaciones a nivel de calidad.

Mayor precio justificado por las características premium.

Funcionalidades extendidas incluídas en el aumento de precio.

Submarca

Diseño de líneas de producto con valor aceptable.

Definición de productos de calidad media o baja.

Precio más bajo justificado por la menor calidad.

Menos especificaciones a raíz de la reducción de precio.

VS