¿Qué es la inteligencia competitiva de precios?

Saca el máximo partido de la inteligencia competitiva de precios para optimizar la estrategia de tu tienda online.

- 3 Minutos de lectura

Price Intelligence, también conocido como inteligencia competitiva de precios, consiste en una metodología de pricing en la que los precios de una tienda e-commerce se establecen según la situación real del mercado y de acuerdo a unos parámetros o condiciones marcados por el propio e-commerce.

Se trata de una metodología en la que los precios se ajustan basándose en la competencia y el mercado, y suele aplicarse en sectores muy competitivos, en los que el número de rivales es bastante elevado y la competitividad entre ellos se rige principalmente por el valor del producto. Suele pasar que haya uno que aplique un cambio de precio, y los demás le sigan cambiando también los precios de sus productos para no quedar desmarcados.

Pero, ¿estás seguro que bajar los precios es la mejor opción para ti?

El proceso del “Price Intelligence”:


  1. Monitorización de precios

  2. Primero hay que monitorizar los precios de la competencia. Esto es mucho más efectivo si lo hacemos de forma automática, ya que manualmente no conseguiríamos un nivel de optimización suficiente y resultaría demasiado caro y fatigoso. En cambio, automatizando el proceso de monitorización a través de alguna herramienta o software, conseguiremos agilizar y ampliar nuestra capacidad de obtención de datos relevantes.

    Con “competencia”, nos referimos a tu competencia directa, aunque también puedes espiar los precios tu competencia indirecta si ésta te puede aportar datos relevantes para mejorar todavía más tu actividad. Al tener identificados a tus rivales, podrás comprobar que la competencia de precios existente en internet es bastante considerable.

    Además, el hecho que los usuarios escojan dónde comprar casi exclusivamente por el precio de un producto, más que por las prestaciones que ofrece cada portal, hace realmente necesaria la implantación de una metodología de precios inteligente.

  3. Define una estrategia de precios

  4. Una vez has empezado a monitorizar los precios de tus competidores directos, podrás empezar a visualizar cuál es el estado real del mercado y cómo éste va cambiando. Con ello, podrás diseñar una estrategia de precios que se adapte a esta situación del mercado y a los precios de la competencia.

    Gracias a estas herramientas de “price intelligence”, no sólo haces un seguimiento de los precios de tu competencia, sino que haces una investigación de la competencia directamente. Puedes obtener datos relevantes, informes y análisis que te ayudarán a comprender la fluctuación del mercado y a optimizar tus precios.

  5. Segmentación y precios competitivos

  6. Con funciones como redacción de informes o segmentación de productos, podrás focalizarte con algunos productos, categorías o marcas en concreto, con tal de sacar máximo provecho de aquellos productos que tengan más salida dentro de tu e-commerce.

    Como hemos comentado, la inteligencia competitiva basa sus sugerencias en la competencia y en los parámetros que establece el mismo e-commerce. Estas normas pueden aplicarse a una categoría, una marca, o una lista de productos en concreto.

    Si por ejemplo quieres que los productos de cierta marca sean un 5% más barato que los de tus competidores directos, y que además se respete siempre un 15% de margen de beneficio; el software calculará el precio nuevo automáticamente.

    De esta forma, no solamente eres capaz de ofrecer precios realmente competitivos dentro de tu vertical, sino que además te aseguras que estos precios cumplirán con tus propios criterios y que tu margen de beneficio mínimo no se verá afectado por una bajada de precios demasiado drástica.

    Después de confirmar los precios, el programa actualizará automáticamente los datos en el feed de tu página e-commerce para que no tengas que hacerlo manualmente uno por uno.

    Estas herramientas de inteligencia competitiva de precios son cruciales para conseguir mejorar tu competitividad, comprender la situación del mercado, identificar la estrategia de precios de tus rivales, y subir tu posicionamiento en el ranking con la competencia.