Cómo sacar el máximo provecho en campañas de Google Shopping

Cómo fijar el precio correcto para conseguir mejores resultados

- 4 Minutos de lectura

Actualmente, existen varias plataformas que los negocios e-commerce pueden emplear para validar la efectividad de su estrategia de producto y Google Shopping es una de ellas. Los vendedores online emplean dicha plataforma no solo para anunciar sus productos, sino que también la usan como referencia para controlar los precios de productos de sus rivales.

En muchas ocasiones, los e-commerce adoptan una estrategia de pricing mucho más competitiva para poder lograr un mejor posicionamiento de sus artículos y conseguir un mayor número de conversiones. En este sentido, la plataforma ayuda a entender cómo se posicionan los competidores y a comprobar si los cambios de pricing que se hayan efectuado para artículos anunciados han resultado en un aumento de las ventas.

Entonces, ¿cómo se pueden optimizar este tipo de campañas? Existe un elemento que, si se mejora, conducirá a un mejor posicionamiento y conversiones de tu tienda online: tu feed de productos.

La importancia del feed en tu estrategia de producto


Sin un feed no puedes iniciar tus campañas. Además, dicho feed debe reunir la información necesaria sobre los productos que se van a anunciar, incluyendo su título, descripción, disponibilidad y precio. Se trata de atributos bastante estáticos, salvo el precio.

Es de extrema importancia que dicho feed de productos siempre se encuentre actualizado para que los datos de producto que existan en tu web sean los mismos que aquellos en los artículos anunciados. Puede que este tipo de actualización pase desapercibida para atributos que raramente cambian como el título o descripción del producto, pero esta resulta esencial para una de las propiedades más cambiante: el precio.

Tanto si eres un e-commerce de tamaño medio como si eres un gran vendedor que ofrece grandes descuentos, tu principal objetivo seguramente es el de atraer clientes a tu sitio web y que conviertan en él. Plataformas como la de Shopping ayudan en ese sentido y permiten anunciar parte de tu catálogo allí para poder derivar a esos potenciales clientes a tu tienda online una vez hagan clic en el anuncio. No obstante, ¿qué sucede si tu e-commerce no se encuentra entre las posiciones más competitivas para el artículo anunciado?

El precio como elemento diferencial


El cliente final opta por comparar productos y precios antes de efectuar cualquier compra. Por esta razón, no dudará en descartar a aquel vendedor que no cumpla con sus expectativas y escoger a otra tienda que ofrezca el mismo producto a un precio sensiblemente inferior. La competitividad es una realidad en el escenario del retail actual y, si bien es cierto que existen alternativas para anunciar a tu e-commerce y promocionar tus productos, también es cierto que debes aprender a sacarles el máximo beneficio y analizar qué funciona mejor para atraer a más clientes y conversiones a tu negocio.

Existen muchos factores que influencian la decisión de compra: catálogo amplio y oferta variada, tiempos de entrega, gastos de envío, situación de stock, servicio, usabilidad de la web… Sin embargo, el precio continúa ejerciendo un gran peso sobre la decisión de compra.

El orden de los pasos en el proceso de compra suele ser el siguiente:

  1. El potencial cliente realiza una búsqueda en su navegador.

  2. Llega a Shopping, donde localizará el producto que desea y comparará precios los precios establecidos por los distintos vendedores online.

  3. Decidirá hacer clic sobre aquellas opciones que le parezcan más convenientes o, puede que en una única opción.

  4. En el caso de que haya acabado visitando varias páginas, acabará formando su decisión basándose en otros elementos secundarios al precio: gastos de envío, plazo de entrega, opiniones, descuentos existentes, etc.

Es decir, puede que una tienda online tenga una web muy optimizada en varios de los puntos mencionados antes. Sin embargo, si no pasa el filtro inicial de precio por parte del cliente, este último nunca llegará a visitar su página y, por tanto, nunca llegará a convertir.

Por eso es tan necesario maximizar el rendimiento de la presencia en una plataforma como Shopping, ya que es esto lo que permitirá rentabilizar la inversión de este tipo de anuncios. ¿De qué sirve aparecer como la opción de compra más cara? ¿O que los usuarios hagan click en los anuncios para no convertir más tarde? Se trata sin duda de un gasto importante, y si no se monitoriza la presencia online, tanto propia como de la competencia, existe un riesgo importante de pérdida de oportunidades de crecimiento e inversión en marketing. Así que, de nuevo, todo comienza por la importancia de tener una buena estrategia de producto y fijar el precio de los productos de manera pertinente, y en base al estado del mercado y métricas propias relevantes para el negocio.