Diferencias entre Google Shopping y Amazon Ads

Conoce cuál es la mejor plataforma para anunciar tus productos

- 5 Minutos de lectura

Anunciar tus productos es imprescindible para mejorar tus ingresos. Fijar precios competitivos para anunciar tus productos en Google Shopping y conseguir más conversiones en tu tienda online es el primer paso para el éxito de tu e-commerce. Y es que a falta de escaparates, los ecommerce disponen de plataformas como son Google Shopping o Amazon. Por eso resulta esencial llevar a cabo un seguimiento de la competencia en dichos sites.

Establecer precios en Amazon-cuando los dos tenéis el mismo producto- es más complicado, ya que el gigante americano tiene el poder como para fijar los precios de forma más competitiva debido a su gran volumen de ventas. En tal caso lo mejor para tu ecommerce es anunciar los productos más competitivos y que te puedan permitir rivalizar con tus competidores en la plataforma.

La principal diferencia entre los dos marketplaces es la posibilidad de redireccionar tu tienda integralmente en la web de Amazon, mientras que en el gigante californiano publicitas tus productos a través de contenido esponsorizado. Además el CPC, el valor que cuesta que cada posible comprador entre en tu tienda, es más alto en Google Shopping que en la empresa de Jeff Bezos.

Google Shopping te permite incrementar la visibilidad de marca ya que en los propios anuncios se puede observar el nombre de tu tienda con facilidad. Por su parte Amazon tiene un nivel bajo de personalización de las tiendas en su plataforma, sumado a que compites contra la propia web, que vende, realza sus productos frente a los de los rivales y pueden bajar los precios de venta de sus artículos gracias a su poder negociador. Los anuncios en Google Shopping no se pueden controlar vía palabras clave, ya que Google decide qué mostrar en base al data feed proporcionado.

Las dos plataformas son necesarias para el desarrollo de cualquier actividad de venta online y ambas se basan en un sistema de CPC. Por su parte, Google redirecciona al usuario a la web de tu e-commerce y eso implica que la conversión pueda perderse si durante su proceso de búsqueda el usuario ha encontrado una oferta más atractiva para el producto que buscaba. El CPC, por tanto, tiene sus desventajas en tanto que los clientes potenciales pueden llegar a abandonar tu ecommerce sin haber realizado una compra. Por eso resulta imprescindible optimizar al máximo las campañas que realices en dicha plataforma y anunciar productos en los que eres realmente competitivo para el mercado.

El tráfico web es un factor importante, aunque Google es el primer motor de búsqueda en Internet, todas las buscas en Amazon son orientadas hacia comprar algún producto. La redirección de Google Shopping a la web de tu tienda permite el uso de herramientas para analizar el comportamiento de los clientes potenciales como el tiempo que han estado en la web, o si han llegado a formalizar una compra. Este conocimiento te permite establecer una estrategia para tu e-commerce para aumentar la tasa de conversión en Google Shopping.

Cómo optimizar tu feed de compras

Para conseguir tener un catálogo de productos competitivos, tienes que detallar con la mayor especificidad posible, ya que los motores de búsqueda suelen responder a consultas vagas como ‘zapatillas blancas’. Por lo tanto configurar el producto incluyendo sus características básicas como la marca, color, tallas, etc. Permite una mejor oportunidad para llegar al consumidor. Una buena atención al cliente que se corresponda en un feedback positivo de tu tienda fomentará la posición de tus productos dentro del marketplace. Utilizar herramientas de dynamic pricing es una buena opción para mejorar la competitividad y adaptarse a las fluctuaciones del mercado. La sincronización te permite elegir criterios para actualizar los productos que se envíen a Google Shopping. Modificar automáticamente los precios permite un ahorro de tiempo y dinero que puede ser invertido en conseguir que tus productos sean más competitivos y así aumentar las conversiones en Google Shopping.