¿Qué es una estrategia de mercado y cómo implementarla?

Descubre los beneficios de realizar un buen análisis de mercado para tu tienda online.

- 3 Minutos de lectura

Las estrategias de mercado permiten a las empresas desarrollar planes de venta de una tipología de producto determinada dentro de un mercado concreto. Para ello, aunque existen diferentes tácticas posibles, hay que realizar una investigación de mercado ejemplo, dependiendo del objetivo que se marque la empresa, todas con sus pros y contras.

Las estrategias de mercado tienen en consideración todos los factores que rodean un negocio, ya sean aspectos internos de la propia empresa, hasta elementos externos derivados de la situación del mercado. Este tipo de tácticas permiten a las empresas entender cuál es la situación actual para así hacer mejores valoraciones y tomar decisiones más acertadas a la hora de potenciar sus productos o imagen.

Aún así, según las necesidades de la empresa, se marcan unos objetivos que se cumplirán a través de una táctica u otra. Y el tiempo de implementación de ésta puede comprender desde semanas hasta años, dependiendo de lo que se haya fijado la empresa.

Una estrategia de mercado se podría definir como el desarrollo comercial de una empresa a nivel de producto, marca y cliente. Es importante tener objetivos realistas para no llevarse sorpresas desagradables de cara al futuro y saber cómo reaccionar en situaciones adversas.

Penetración de mercado:


Una de las estrategias de mercado comúnmente implementada por los comercios electrónicos es la conocida como estrategia de penetración de mercado. Esta táctica tiene dos objetivos principales.

  • Medir el ratio de consumo de un producto por los consumidores dentro de un mercado específico.

  • Entrar en el mercado de forma drástica para conseguir un buen ratio de mercado y llamar la atención de los consumidores.

Entonces, sus principales objetivos son medir el potencial mercado que tiene un producto o incluso una empresa dentro de un mercado. Y ganar cuota de mercado manteniendo los consumidores que ya tienes fidelizados e incrementando el número de nuevos clientes.

A decir verdad, las empresas líderes en su vertical lo tienen más fácil a la hora de implementar este tipo de estrategias de mercado, porque les es más sencillo llegar a más audiencia gracias al renombre que tienen sus productos o la propia imagen de la empresa.

Metodologías de una investigación de mercado ejemplo


Desarrollo de mercado

Si el objetivo de tu estrategia es atraer más consumidores (es decir, aumentar cuota de mercado), entonces deberás crear campañas que promocionen tu producto o marca dentro del mercado. Es el caso de empresas que empiezan a vender en nuevos países en los que es necesario darse a conocer; realizar un análisis de mercado resultará crucial para optimizar esta nueva campaña.

Desarrollo de producto

Realizar mejoras en los productos o incluir novedades es una buena forma de abarcar un nuevo sector del mercado. Aún así, es importante realizar una previa investigación de mercado de un producto para ver si realmente tendría salida este tipo de desarrollo.

Ajuste de precios

Puedes reajustar los precios de tus productos, ¡pero al tanto! Una subida o bajada de precios demasiado drástica puede tener efectos negativos para tu empresa. Así que conocer profundamente el mercado es crucial para realizar los ajustes de precios más eficaces. Por ejemplo, una bajada de precios no bien estudiada puede conseguir aumentar las ventas (que es bueno) o puede hacer que la percepción de marca se vea perjudicada.

Optimizar costes

Después de haber hecho un buen estudio de mercado, podrás identificar mejor cuáles son las necesidades de tu mercado y tu vertical en concreto. Esto será una pista clave a la hora de optimizar tus compras a distribuidores y mejorar la estrategia de pricing.

Si conoces cómo se comporta tu vertical, podrás adaptar mejor el volumen de stock y, en consecuencia, el coste de adquisición. Esto, a la vez, te permitirá establecer precios más competitivos que maximicen tus capacidades de venta. No obstante, al marcar los precios, es importantísimo considerar las estrategias de pricing de tus competidores para conseguir desmarcarte dentro del vertical.