Cómo usar Google Shopping para superar a tus competidores

Sácale partido a la herramienta de Google Shopping para aumentar tu cuota de mercado.

- 5 Minutos de lectura
google shopping competitors

Los competidores en Google Shopping rivalizan entre ellos para conseguir los precios más bajos y, por ende, tener la buy box que les suponga más ventas para sus productos. Puedes utilizar el comparador de precios para anunciar una lista de productos, de los que solo deberás escoger aquellos con mejor rendimiento.

Elige la feed de productos

Elegir qué productos mostrar en Google Shopping es un paso importante para tu negocio. Antes de hacerlo debes analizar tu catálogo y el de tus rivales. Necesitas saber la similitud entre tus productos y los de la competencia, ya que no sirve de nada ajustar precios para un artículo sin competencia virtual.

Antes de publicitar tus productos a Google Shopping deberás realizar un análisis del mercado y la competencia. Sin embargo, es una tarea compleja debido a la gran cantidad de datos que hay que manejar y tener en cuenta. Para hacerlo de forma eficaz y automática puedes utilizar herramientas de monitorización, con las que podrás seguir a tus rivales y ver la evolución de los precios de sus productos. Gracias a este software, podrás identificar tu posición respecto al mercado, ver qué productos son los más vendidos, en definitiva, tomar decisiones con fundamento.

Para vencer a tus rivales utilizando Google Shopping primero deberás subir la feed, son aquellos productos o servicios que quieres ofrecer, a la plataforma. Puedes hacerlo utilizando un archivo .csv, .tsv, .xls, .xlsx. o a través de la herramienta de monitorización.

¿Cómo funciona?

Supongamos que un cliente potencial realiza una búsqueda en Google. En la página de resultados le aparecerá una serie de productos esponsorizados, aquellos que otros e-commerce como el tuyo han publicitado en Google Shopping. El usuario al pulsar sobre uno de los anuncios será direccionado a la landing page del negocio.

La landing page es un término usado en marketing digital que hace referencia a la página a la que es dirigido un consumidor al pulsar en un enlace o anuncio.

El usuario podrá elegir si seguir con la compra o abandonar el carrito de compra. Hay que tener en consideración que cada vez que un usuario es redirigido a tu página web, Google te cobrará una cantidad. Es lo que conocemos por PPC (Pay Per Click).

Si quieres utilizar de forma eficiente el comparador de precios, deberás optimizar la información que vas a proporcionar. A diferencia de Google Ads, que solo es un texto de anuncio, los anuncios en Google Shopping están configurados a modo de ficha. Esto consiste en elaborar un título para el producto que lo describa bien, una imagen con buena definición y una descripción. Hay que considerar que los anuncios en Google Shopping se activan a partir de las search query (consultas de búsqueda) de los usuarios y de las keywords negativas que configures en la campaña.

Para aumentar la cuota de mercado y hacer que tus productos sean los más competitivos deberás actualizar los precios de tus artículos, tanto en tu página web como en el feed de Google Shopping, ya que si el Merchant Center ve que hay incongruencias entre los productos, los retirará de la página.

Cambiar los precios de todos tus productos en dos plataformas puede resultar un trabajo laborioso, donde el error humano puede pasar malas jugadas. Con una herramienta de dynamic pricing podrás actualizar tus precios cada vez que alguno de tus competidores lo haga, siguiendo unas reglas establecidas por ti. Con este software puedes exportar fácilmente las actualizaciones de precio a Google Shopping y seguir siendo competitivo sin arriesgar los márgenes de beneficio.