Cómo actualizar tus productos en Google Shopping

Mejora tu actividad en Google Shopping y sincroniza fácilmente tus precios.

- 3 Minutos de lectura

Una buena forma de mejorar la tasa de conversión de tu e-commerce es vendiendo a través de plataformas como Google Shopping. Este sitio web es un muy buen aparador para promocionar tus productos e intentar mejorar el tráfico de tu tienda online.

Si tienes pensado empezar una campaña de venta mediante Google Shopping, te recomendamos leer este post para sacar el máximo provecho y optimizar tus ventas. Al estar presente allí, cada vez que alguien clique en alguno de tus productos, la plataforma te cobrará por transferir al usuario a tu tienda digital, es el conocido CPC (coste por clic).

Es por eso que saber identificar qué productos ofrecer resulta indispensable para el rendimiento de tu e-commerce dentro de GS. Pon aquellos productos que sean competitivos de verdad y que tengan posibilidades de ser comprados por los usuarios. Pero, ¿cómo sabes cuáles son?

Existen herramientas que pueden ayudarte en este sentido. Ofreciendo productos competitivos mejorará la rentabilidad de tu e-commerce y potenciará tu competitividad dentro de tu vertical.

Optimiza tu estrategia de producto


La siguiente cuestión a considerar es qué estrategia de producto aplicar. A la hora de añadir tus productos a esta plataforma, es importante saber discernir cuáles hay que añadir y cuáles no. Si subes todo tu catálogo a Google Shopping, es probable que te acabe resultando más un gasto que una oportunidad de venta, ya que si los usuarios clican en tus productos sin acabar comprando, puedes acabar perdiendo beneficio y la campaña no será rentable.

Gracias a las soluciones de optimización de precios, conseguirás poner precios que sean realmente competitivos dentro de tu mercado y que, a la vez, sigan dentro de los parámetros de tu estrategia de precios.

Esto significa que el precio que te sugerirá la herramienta estará acorde a las normas que tú quieras establecer: ser más barato que un competidor, igualar sus precios, ponerlos igual que la media de mercado, etc. Los productos que cumplan estas normas se añadirán automáticamente y así podrás mejorar tu competitividad en Google Shopping.

Posiciónate, desmárcate y vende


Es importante también que consigas estar bien posicionado. Al estarlo, los usuarios te verán como una tienda competitiva y podrás aumentar el volumen de tráfico a tu portal web. Asimismo, un buen posicionamiento es síntoma de un buen nivel de competitividad. Y ser competitivo en Google Shopping es crucial para aumentar las visitas y las probabilidades de venta.

Quizá te estés preguntando cómo puedes controlar tu competitividad. Hay tres métricas principales que lo determinan: el margen, el índice de precios y la tasa de conversión. Controla estos tres indicadores para mejorar el rendimiento de tu comercio y mejorar así tu posicionamiento. Lo interesante es manejar las tres métricas; no te centres exclusivamente en una y te olvides de las demás, ya que las tres están correlacionadas. Los cambios en una afectan al valor de las otras.

Sincroniza tus precios automáticamente


Gracias a las herramientas de monitorización, puedes sincronizar tus precios automáticamente con Google Shopping. De esta manera, consigues automatizar el proceso y mejorar tu eficiencia online.

Es importante también mantener los precios actualizados para ser realmente competitivo en Google Shopping. Los precios acostumbran a cambiar con facilidad y ser capaz de reaccionar a tiempo y actualizar los precios de tu feed y sincronizarlos con la plataforma de Google es una metodología excelente para mantenerte competitivo dentro de tu vertical.