Cómo calcular el precio más adecuado para tus productos

Factores que favorecen el cálculo de precios en tu e-commerce

- 4 Minutos de lectura

Fijar el pricing idóneo para tus productos no es algo tan fácil como buscar una calculadora de precios online. Antes de calcular los precios para tu catálogo online, necesitas analizar tu competencia y el posicionamiento de tu tienda. Este tipo de estudio debe tener en cuenta ciertos elementos clave que impactan directamente sobre la visión de tu e-commerce y tus rivales, así que detallaremos un poco más los factores a contemplar cuando fijes el pricing de tus productos.

¿Qué hay que tener en cuenta para calcular el mejor precio?


Existen tres factores muy relevantes y que son un claro indicador de si tu cálculo de precios funciona adecuadamente para tu e-commerce. Nos referimos al Price Index (PI), el margen de beneficio, y el ratio de conversiones.



01

El posicionamiento de tu e-commerce frente a la competencia o price index

El price index o PI es un KPI que funciona increíblemente bien para medir el posicionamiento de tu e-commerce respecto a tus rivales y sirve para observar en qué medida eres más o menos competitivo que ellos. Con él, puedes determinar si tu e-commerce es sano competitivamente, o si existe alguna señal de alerta.

En casos en los que el price index es muy alto, deberías intentar optimizar al máximo tu pricing e intentar ampliar márgenes, si es posible. Solo tienes que tener presente que ser competitivo no significa echar a perder tus márgenes de beneficio.

Por otro lado, un price index bajo o muy bajo es un claro indicador de falta de competitividad y esto es algo que podría afectar a las ventas de tu e-commerce. Seguro que existen muchas tiendas online en tu mercado que ofrecen exactamente el mismo producto y eso es lo que hace que los compradores se vean influenciados en gran medida por el precio. Así pues, si tienes un price index muy bajo, analiza si realmente es posible estrechar tus márgenes de beneficio para intentar mejorar la competitividad de tu e-commerce.


02

El margen, un claro indicador de tus ganancias

¿De qué sirve ser el más competitivo del mercado si no existe ganancia? Calcular precios no consiste en ver qué competidor es el más barato e igualarse a él sin más, o rebajar los precios más aún él. Hay que ser consciente de las consecuencias que puede tener un cambio de pricing en tus márgenes.

Con los datos que dispongas sobre el estado del mercado, debes decidir si lo mejor es igualar precios, rebajarlos o, simplemente, no realizar ninguna acción.


03

Conversiones o ventas en tu e-commerce

Es evidente que no existe una estrategia única que funcione para todos los negocios, ya que cada sector y tipo de e-commerce tiene sus peculiaridades. De hecho, para encontrar tu estrategia perfecta necesitarás de un constante análisis mercado, en base al que fijarás y comprobarás la efectividad de tus nuevos precios.

La naturaleza de los precios es volátil. Algunos productos pueden tener el mismo precio durante días, mientras que los top-sellers pueden cambiar varias veces en el transcurso de un día. Esto refuerza aún más la teoria de que la táctica más efectiva consiste en modificar tus reglas de repricing y medir el impacto que estas últimas tienen sobre las conversiones de tu e-commerce. Un aumento de visitas a tu tienda acompañado de una mejora en las ventas es un claro indicativo de que estas empleando la estrategia adecuada para tu negocio.

Si aún tienes más dudas acerca de cómo calcular el precio más indicado para tus productos, puedes consultar nuestra página de dynamic pricing, en la que podrás observar soluciones más automatizadas para este tipo de problemática. También puedes recibir atención personalizada por parte de uno de nuestros especialistas en producto.