¿Cómo triunfar en el mercado online de gafas?

Un buen análisis de tendencias te ayudará a adaptar tus precios al sector de la moda.

- 4 Minutos de lectura

El sector de la moda es indudablemente uno de las industrias más potentes del mercado. Su amplísima variedad de productos, gamas y marcas, favorecen el éxito de este sector. Si te dedicas a dicha industria, analizar el sector de los accesorios de moda puede ser una forma excelente de desmarcarse de la gran cantidad de competidores e incrementar las ventas de tu tienda e-commerce.

La industria de la moda

La moda es una de las industrias más dinámicas dentro del comercio electrónico. A nivel mundial se estima que el volumen de ventas online del sector moda sea del 36% del total en el año 2022, lo que supondría unos ingresos de más de 765 billones de dólares, según un análisis de tendencias realizado por Forrester.

En el caso de España, este sector permanece en primera posición en el ranking de sectores con más volumen de ventas, superior a otras grandes industrias como artículos del hogar o electrónica, con un total de 9.2 millones de compradores el año 2017; según datos del INE. Y es que en el último trimestre de ese año, se gastaron más de 472.7 millones de euros en ropa, lo que supone un incremento del 20.1% respecto el año anterior.

Los productos más comprados por internet, además de ropa en general, son productos de calzado, moda infantil o gafas de sol.

El elevado consumo por temporadas, la gran variedad tanto de marcas, productos, categorías y gamas, y la entrada de nuevos sistemas de devolución más simples, hacen que el sector moda siga creciendo y tenga una gran proyección de crecimiento en los próximos años.

No obstante, en términos de e-commerce, este crecimiento se traduce en un aumento equitativo del número de competidores que trabajan en dicho sector.

Analizando el sector para aumentar la competitividad


Si tu e-commerce se dedica a la venta de accesorios, parece indispensable realizar un buen análisis del sector de accesorios de moda, visto el panorama de crecimiento actual en el que se encuentra el sector. Esto no solamente te aportará información significativa sobre el estado actual de tu vertical en concreto, sino que además te aportará datos con los que podrás definir una estrategia de precios mucho más competitiva.

Una buena forma de llevar a cabo este análisis es realizando un seguimiento de las marcas y los precios del sector moda, más en particular de tu vertical y tus competidores directos. Haciendo un seguimiento de marcas, podrás detectar si existen competidores que vendan a precios más bajos que tú, y con ello, tendrás un recurso para intentar negociar unas mejores condiciones de compra con los proveedores.

Este análisis de las tendencias de precios del sector moda te proporcionará datos mucho más optimizados y fiables si se realiza mediante herramientas automatizadas. Éstas, además de ahorrarte tiempo y dinero, te permiten obtener un mayor volumen de datos continuamente actualizado.

Mejora tu estrategia de pricing observando los precios de los accesorios de moda


Entonces, tanto para el departamento de compras como para el de pricing, estas herramientas son realmente útiles a la hora de incrementar la competitividad de tu tienda online y desmarcarte de tus competidores con precios que se ajusten a la situación del mercado real.

En compras, gestionar y seguir las marcas te puede permitir conseguir aumentar el margen teórico de tus productos, lo que después, en pricing, te dará la posibilidad de poder jugar más con los valores de los productos para conseguir rentabilizar al máximo tus productos.

Al ser un sector tan dinámico a nivel de producto, donde las tendencias cambian cada pocos meses, es importante poder estar constantemente al día de los precios de tu vertical, para poder reaccionar con tiempo y mantener tu nivel de competitividad acorde con tu mercado.

Además, controlar las tres métricas principales de tu e-commerce te dará una visión mucho más precisa de cómo mejorar tu estrategia de precios y aumentar tu competitividad. Fíjate en estos tres indicadores: el índice de precios, el margen de beneficio y la tasa de conversión. Sobre todo, no te focalices únicamente en una de ellas, pues todas están relacionadas y un cambio en una, afecta a otra.