Consejos para mejorar ventas en Google Shopping

Claves para mejorar tu rendimiento online.

- 4 Minutos de lectura

Una buena forma de potenciar las ventas de tu e-commerce es utilizando plataformas como Google Shopping. Sin embargo, es necesario saber cómo optimizar tus campañas en Google Shopping para sacar el máximo provecho a este tipo de canal que, si se usa correctamente, puede traer muy buenos resultados a tu tienda digital.

Te dejamos a continuación unos cuantos consejos que pueden servirte de ayuda a la hora de optimizar tus campañas en Google Shopping y potenciar el número de conversiones de tu tienda.

  1. Integración automática con Google Shopping

  2. Una manera de ahorrar tiempo al diseñar tu campaña de venta a través de Google Shopping, es sincronizando tu catálogo directamente en esta plataforma. Así te ahorras tener que subir cada producto por separado y minimizas la inversión de tiempo en la creación de tu catálogo.

    De esta manera, cualquier cambio de precios en el feed de tu e-commerce se sincronizará automáticamente con tu catálogo de Google Shopping, lo que te agilizará el trabajo y te permitirá no tener que preocuparte por actualizar tus precios de GS constantemente de forma manual.

  3. Selecciona los productos más competitivos

  4. ¿Sabes qué productos tienes que añadir a tu catálogo de Google Shopping? Es posible que no todos los productos de tu tienda sean lo suficientemente competitivos a nivel de precio para añadirlos a Google Shopping. Afortunadamente, hay herramientas de optimización de precios que te ayudan a escoger qué productos se ajustan más al nivel de competitividad del mercado.

    Estas herramientas son capaces de detectar cómo de competitivos son tus precios, porque analizan y estudian la situación del mercado continuamente. De esta manera, tus precios se actualizan constantemente de forma automática, lo que hace que tu rendimiento mejore y tus productos se mantengan competitivos en relación a tus competidores.

  5. Mantén el ritmo de tu vertical con precios competitivos

  6. Como comentábamos, es importantísimo que tus precios estén constantemente actualizados para que puedas mantener tu nivel de competitividad acorde con la situación real del mercado.

    Conocer cuál es el valor de un producto dentro de tu vertical te permitirá ajustar su precio de una forma óptima para atraer la atención de los consumidores y aumentar tus conversiones.

  7. Observa tus competidores

  8. Monitorizar competencia google shopping

    Cuándo tienes tus precios ajustados con los del mercado, observa quién está por encima y por debajo de ti en la plataforma de Google Shopping. Puedes obtener información relevante que te ayude a identificar posibles debilidades y fortalezas de tu e-commerce. No solamente es cuestión de precios, también hay factores cualitativos que influencian en la decisión de compra en un portal u otro.

    El diseño de la página web, la presentación y la información que se adjunta con cada producto; la usabilidad y sencillez del sistema de compra; o factores como el coste y tiempo de envío… Todo esto también puede acabar afectando la decisión de compra de un consumidor potencial. Es por eso que comparar tu tienda online con los competidores que están por encima de ti en Google Shopping puede servirte para mejorar aspectos en los que no habías reparado antes.

  9. Controla tus métricas y mejora el posicionamiento

Además de los aspectos anteriormente mencionados, existen tres métricas principales que debes observar para mejorar tanto el nivel de competitividad de tu tienda, como su posicionamiento en Google Shopping.

Estas tres métricas son el índice de precios, el margen de beneficio y la tasa de conversión. El índice de precios indica el nivel de competitividad de tu tienda. Es importante que el valor sea igual o superior a la figura de referencia, pues significará que tu tienda es competitiva en relación al mercado.

El margen de beneficio muestra las ganancias por producto, la diferencia entre el coste de adquisición y el precio de venta final. Toda empresa busca ampliar al máximo el margen de beneficio y rentabilizar sus productos más competitivos tanto como sea posible . No obstante, si tienes una tasa de conversión baja, tendrás que recurrir a reducir tu margen de beneficio para intentar aumentar conversiones.

La tercera métrica a tener en cuenta es la tasa de conversión, es decir, el número de ventas que realizas a través de tu tienda online. Tener una buena tasa de conversión es importante siempre y cuando no se ponga en riesgo el margen de beneficio.

El posicionamiento es un aspecto clave que tiene bastante influencia sobre el consumidor. Aquellas tiendas que estén entre las primeras posiciones tienen muchas más posibilidades de venta que las que están al final de todo, ya que los usuarios las perciben como tiendas más competitivas con precios mucho mejores.