Saber la evolución de los precios con herramientas de monitorización

Conoce las ventajas del empleo de plataformas de seguimiento de precios

- 3 Minutos de lectura

El alto nivel de competitividad en el mundo del comercio online ha empujado a los e-commerce a analizar con más atención los movimientos de pricing de sus competidores. Esta práctica se conoce comúnmente como monitorización de precios y es muy recurrente entre tiendas online que compiten con productos idénticos a los de su competencia, lo cual les dificulta conseguir diferenciación en el mercado. La naturaleza volátil del pricing ha sido un factor que ha favorecido mucho a la extensión de esta actividad entre las tiendas online, ya que intentar llevar a cabo el seguimiento de precios de los competidores de manera manual puede llegar a ser una tarea titánica.

¿Cómo puedes controlar la evolución de los precios de tus competidores?


En el mercado existen soluciones conocidas como herramientas de monitorización que se emplean para seguir los precios de la competencia directa de un e-commerce. Este tipo de plataformas resultan muy útiles a la hora de tener un mejor control y visión de lo que ocurre en el mercado. Del mismo modo, también brindan la oportunidad de analizar cuál es el impacto que tienen sobre el posicionamiento de tu e-commerce las fluctuaciones de precio entre tus competidores, así como tus propias acciones de pricing.

¿Cuáles son las características clave de una herramienta de monitorización?


La idea es que la herramienta seleccionada pueda realizar la monitorización de precios de las tiendas rivales de manera diaria y automática. En este sentido, es importante tener en cuenta cómo se van a monitorizar los precios, o mejor dicho, desde dónde. Muchas veces solo se da importancia a los productos top-sellers y por eso existen muchas soluciones que solo siguen los precios en Google Shopping. Sin embargo, esto podría hacer que perdieras información relevante sobre lo que ocurre con el resto de productos en el catálogo de tu competencia.

Además de este punto, comentemos ahora otros tipos de datos que tendría que brindar la solución que elijas:

  • Estado de stock: Conocer el estado de stock de tu competencia te aporta una gran ventaja estratégica. Cuando tus competidores disponen de stock en productos para los que existe una gran demanda resulta difícil maximizar márgenes de beneficio. Sin embargo, si tu competencia no dispone de stock para un producto pero tu e-commerce sí, puedes sacar provecho de ese estado y reajustar precios para optimizar márgenes de beneficio.

  • Histórico de precios: Si tienes una buena visión de los cambios de precio de tus competidores a lo largo del tiempo, podrás llegar a detectar movimientos recurrentes en su pricing. Esto te resultará muy útil para ser más proactivo en tu estrategia.

  • Filtros y segmentación: Necesitarás poder segmentar tu visión de mercado en base a marcas, tipo de productos, nombres, referencias, tags, y otros filtros que consideres necesarios.

  • Generación de informes: Lo ideal es que guardes los filtros a los que nos referíamos y puedas emplearlos para generar informes. Esto te ahorrará tener que filtrar una y otra vez en base a los mismos criterios.

  • Sistema de alertas: Si no tienes tiempo de filtrar y comprobar el estado de ciertos productos, lo más conveniente es que crees alertas que te avisen de cambios relacionados con su estado.

  • Repricing: Se trata de un sistema que te permite reajustar los precios para ciertos productos en tu catálogo en base a reglas que hayas establecido que tengan en cuenta factores como competidores, márgenes y marcas.

Si deseas saber más, puedes seguir navegando por nuestra sección de recursos o visitar nuestra página web para averiguar más acerca de nuestra solución. Si lo prefieres, también puedes hablar directamente con uno de nuestros especialistas en productos y evitar la espera.