Jugar es una característica inherente al ser humano. Con la revolución tecnológica pasamos del ocio a través de los juguetes hacia otro sector: el de los videojuegos. Según un estudio realizado por Newzoo hay más de 2,2 billones de jugadores en el mundo, lo que la supone como una industria con mucha demanda. De todas formas, la opción clásica de juguetes sigue siendo un negocio viable, así que un análisis del sector juguetes es imprescindible para definir tu táctica.

La industria del videojuego

El juego electrónico se ha convertido en un fenómeno de masas en la última década. Según datos de la AEVI, los videojuegos siguen siendo la opción número uno a la hora de escoger ocio audiovisual, triplicando en facturación al sector del cine o decuplicando al sector de la música. En España, el mercado online del videojuego aumentó un 57,8% en 2018. Por lo tanto, elaborar una estrategia para el sector de los juegos es una tarea compleja.

Pese a ser una industria con alto volumen de ingresos, la competencia que hay es muy dura. Las principales productoras de videojuegos -Nintendo, Microsoft y Sony- son a su vez distribuidoras, con lo que cuentan con una ventaja indiscutible sobre sus competidores. Hacer un seguimiento de productos de la competencia es útil para poder identificar patrones de conducta y ajustar tu estrategia acorde.

Para aumentar tus ventas en el sector de los videojuegos será imprescindible identificar aquellos productos con mayor rendimiento e intentar buscar un nicho donde los niveles de competencia y demanda sean óptimos. Llegar a acuerdos con proveedores para distribuir su producto con añadidos especiales, como ediciones coleccionista o regalos que vengan con el videojuego, es una buena opción para diferenciarse de la competencia.

La industria de los juguetes

A fin de conseguir que tu e-commerce sea exitoso es imprescindible entender el mercado. La competencia del sector de juguetes es dura, ya que es un sector que históricamente se ha basado en tiendas físicas. Aun así, la evolución de la venta online es un hecho contrastado. Según The NPD Group, 2017 registró un aumento de ventas por Internet de casi un 60%.

El sector de los juguetes está marcado por una gran estacionalidad de su mercado -el grueso de ventas se da en la campaña de Navidad, que empieza desde el Black Friday (última semana de noviembre) hasta 6 de enero. En los e-commerce, la campaña termina el día 30-31 de diciembre por la logística, ya que los envíos suelen tardar unos días en llegar al usuario.

Definir una estrategia de venta

Después de un análisis del sector juguetes en su vertiente online, es necesario implementar una estrategia de mercado que tenga en cuenta cuál es el rendimiento de productos. Los juguetes con licencia, esos que pertenecen a una serie, película o videojuego, son de los que más cuota de mercado en España ocupa, con un 23,7% sobre el total, según TheNPD. Estos pero, son productos volátiles y dependen del éxito de las obras audiovisuales, por lo que necesitan de un estudio de mercado para sacarle un mayor rendimiento. Al ser en su mayor parte productos con un target infantil, debes asegurar la seguridad de tus artículos. Los clientes de este sector están dispuestos a pagar más precio ya que lo relacionan con calidad.

Hacer un seguimiento de productos de la competencia te puede servir como referencia a la hora de plantear cuál será tu catálogo. En ese aspecto, utilizar herramientas de monitorización de precios te ahorrará una valiosa cantidad de tiempo y dinero. Estos programas te permiten hacer un seguimiento de marca y entender cómo los competidores venden productos pertenecientes a las mismas en el mercado. Se trata, entonces, de ganar una visión más completa del mercado.

Un factor a tener en cuenta a la hora de diseñar una campaña específica -la campaña de navidad, por ejemplo, reporta casi la mitad de vendas anuales- es la logística. La mayor parte de productos son importados y provienen de Asia, por lo que los productos tardan en ser distribuidos hacia España entre 45 y 60 días, sin contar problemas ocasionados con las aduanas que puedan retrasar la llegada de esos productos a tu inventario.

Hacer promociones en tu e-commerce puede ser una herramienta que te permita aumentar tus conversiones y es una de las mejores formas de atraer el consumidor que habitúa los canales físicos de venta.