7 claves para comparar productos

¿Sabes qué factores hay que tener en cuenta a la hora de comparar tus productos con los de tus competidores?

- 4 Minutos de lectura

Todos los que tenemos una tienda digital hemos ido alguna vez a comparar productos y precios con los de la competencia, ¿no es así? Y es que comparar precios en internet nos ayuda a tener una idea más global de cómo está el mercado actualmente, qué productos tienen más tirada, cuáles no, qué precio tienen, etc.

Pero, ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de comparar productos? Hablando en términos de e-commerce, la gran mayoría de sectores trabajan en ambientes muy competitivos. Hay una gran variedad de establecimientos web que ofrecen los mismos productos a precios súper competitivos.

Queremos darte unos consejos a tener en cuenta a la hora de comparar productos en internet con los de tu competencia.

Mejora el posicionamiento con tus métricas


Al visitar cualquier comparador online, fíjate en cuál es tu posicionamiento. Es importante estar bien posicionado en estas páginas de comparación de precios para llegar a conseguir más tráfico y, con un poco de suerte, más conversiones.

Para conseguir un mejor posicionamiento, tienes que fijarte en tres métricas principales: el índice de precio, el margen y la tasa de conversión. Si te focalizas en estos tres indicadores clave, tu posicionamiento mejorará y llegarán más visitantes a tu e-commerce.

Conoce a tu competencia


Primero de todo hay que diferenciar entre competencia directa e indirecta. La competencia indirecta sería aquella que vende productos similares pero a un precio diferente (ya sea más alto o más bajo). Esta diferencia de precio, hará que seguramente tu audiencia no sea la misma.

En cambio la competencia directa (la que debe importarte) es aquella que ofrece el mismo tipo de producto, a un precio similar y que atrae al mismo tipo de cliente. Una vez hayas identificado a tu competencia directa, estudia bien su página web: fíjate en cómo es la apariencia de su tienda, el nivel de detalles que incluyen, qué información añaden,… todo esto puede darte pistas para mejorar tu propia tienda e-commerce.

El tiempo es oro


¿Sabrías decir cuántos competidores directos tienes? Esto seguramente lo sabes, pero ¿sabes cuántos productos tienen y cuál es el precio de cada uno? Esto ya es más complicado. Es por eso que tenerlo todo controlado manualmente es casi imposible. A la hora de comparar productos, no hay nada mejor que automatizar procesos para ahorrar tiempo y dinero.


¿Lo tienes en stock?


Es importante tener en cuenta si tus competidores tienen productos en stock o no. Según esto, puedes ajustar el precio de tus productos un poco más (siempre que no afecte a tu margen de beneficio).

Por ejemplo, imagina que tus competidores no tienen un producto en stock, pero tú sí. Entonces podrías optimizar el precio para conseguir más margen.

A parte del stock, el tiempo y gastos de envío también son factores importantes en los que el cliente se fija.

El precio sí importa


Disponer de herramientas de comparación de precios online es realmente útil a la hora de marcar precios realmente competitivos, pero que a la vez no pongan en riesgo tu margen de beneficio.

Muchos productos pueden fluctuar varias veces de precio a lo largo de un día, es por eso que es necesario este tipo de herramientas para descubrir si suele haber tendencias de precios, adelantarse a futuras oportunidades de venta, etc.

¿Para quién trabajas?


Tu audiencia, ¿sabes quién es? ¿Eres consciente de sus necesidades? ¿De sus hábitos de consumo? ¿Eres capaz de detectar oportunidades de venta para tu tipo de comprador?

Puede parecer una tontería, pero es importante tener en mente qué tipo de perfil es el que visita y compra en tu tienda e-commerce para así poder ajustar mejor los precios, crear descuentos y promociones atractivas, y al fin y al cabo, intentar fidelizarlos para que vuelvan en un futuro no muy lejano.

El factor humano


Todas las apps para comparar de precios disponen de calificaciones y reseñas de los usuarios, hechas a partir de sus experiencias. El factor humano es clave para conseguir buenos comentarios, más tráfico y más conversiones.

Si tu tienda e-commerce no dispone de un buen servicio al cliente, esto se verá reflejado en la evaluación que pongan y afectará a la percepción que tiene el usuario de tu comercio.