Cómo hacer el mejor análisis de la competencia

Realizar un estudio de la competencia es un método útil para identificar debilidades y fortalezas de tu e-commerce.

- 4 Minutos de lectura

Hacer un análisis de la competencia es útil a la hora de realizar una autoevaluación de tu propio e-commerce. Estudiar el comportamiento de tu competencia te ayudará a encontrar debilidades en tu empresa y mejorará tu competitividad en el mercado.

El benchmarking es clave para mejorar


Nos parece importante recordar que el benchmarking no trata de espiar ni plagiar a tus rivales, sino de hacer una evaluación proactiva de la actividad de tu tienda para encontrar posibles debilidades y virtudes con el objetivo de mejorar tu tasa de conversión y conseguir fidelizar usuarios.

Para empezar, tienes que hacer un análisis del sector. Identificar tu competencia directa es clave para mejorar tu competitividad. Gracias a internet y plataformas como Google Shopping, podrás ver qué establecimientos digitales ofrecen los mismos productos a un precio similar y para la misma audiencia que tú. Depende de qué producto ofrezcas, habrá que hacer una búsqueda de competidores a nivel local, nacional o internacional.

Una vez identificada, el siguiente paso es realizar un estudio de la competencia. Esto significa visitar su plataforma online y extraer pros y contras a comparar: ¿Ofrecen una mejor experiencia de usuario? ¿Como está presentado su catálogo? ¿Ofrece alguna ventaja adicional que tu tienda no ofrece? ¿Son sus precios más competitivos que los tuyos?

Realiza una comparativa exhaustiva sobre la variedad de productos que ofrecen, cuáles tienen en stock, qué información detallan con cada producto,… Puedes fijarte también en las calificaciones y reseñas puestas por los usuarios (y sacar información significativa). Es interesante ver cuáles son sus costes de envío, ya que el usuario suele buscar productos que pueda obtener con inmediatez. Además, fíjate en la inversión que hacen en publicidad online.

En plataformas como Google Shopping puedes comparar el posicionamiento de nuestras tiendas e-commerce con el de tus rivales. Esto es interesante para darte cuenta de qué factores los llevan a estar por encima o por debajo de ti.

Con todos estos factores en juego, tocará hacer un estudio profundo de tu propio e-commerce para comparar proactivamente qué puntos hay que mejorar o en qué puntos tu e-commerce sobresale de la competencia.

Sin olvidar uno de los factores más importantes a la hora de hacer un análisis de la competencia: el precio del producto.

Dime qué vendes y te diré cuál es su precio


El precio jugará un papel importantísimo y será uno de los factores que más en cuenta deberías tener. Si la competencia tiene precios de venta muy bajos es posible que sus costes de compra sean mucho menores que los tuyos, si suponemos que no pone en riesgo su propio margen de beneficio, así que deberías intentar renegociar los precios de compra con tu distribuidor para conseguir ofrecer precios más competitivos o, si aparece la ocasión, aumentar tu margen de beneficio cuando tengas ventaja al tener stock disponible.

Depende del tipo de producto que ofrezcas, la fluctuación del precio puede cambiar hasta varias veces por día, lo que hace casi imposible mantener los precios actualizados constantemente según la situación real del mercado. Es por eso que marcar precios basados en la competencia es útil, pero únicamente si llevas a cabo una automatización de los procesos y monitorizas los precios.

La monitorización de precios te proporcionará información para aumentar la competitividad de tus productos y hacer que puedas salir ganando dentro de la dura competencia de precios existente en entornos digitales.

El estudio de la competencia sirve para todos


No obstante, cabe mencionar que depende con qué producto trabajes, este análisis del sector variará, ya que habrá que tener en cuenta factores e indicadores diferentes. Aún así, es importante tener presentes qué es lo que pasa en el mercado.

A no ser que tengas un producto muy único por el que existe muy poca competencia, el escenario más común es que tengas una rivalidad comercial bastante elevada. Por eso, un análisis de la competencia es crucial a la hora de potenciar tu competitividad digital.