Soluciones para una correcta estrategia de precios

Cómo validar tu estrategia de mercado con las métricas apropiadas

- 4 Minutos de lectura

Dar con una buena estrategia de precios no es tan simple como copiar los cambios hechos por la competencia. Existen muchos factores que determinan si las estrategias de fijación de precios son las adecuadas. Expliquemos entonces, cuáles son los puntos que deberías tener en cuenta para que dicha estrategia funcione correctamente.

Métricas para validar la efectividad de tus estrategias de pricing


Existen tres métricas clave para valorar la efectividad de tus tácticas de pricing: price index, márgenes y conversiones. Dichas métricas funcionan como excelentes KPIs para determinar si los cambios en tu estrategia están dando los resultados esperados.

Price Index

Se trata de una métrica excelente para comprobar si tu nivel de competitividad es adecuado para tu mercado. ¿Cómo funciona exactamente? Se trata de una cifra que sirve como punto de partida de la comparación y que deberías contemplar para cada uno de los productos en tu catálogo. Si en un producto en concreto el marcador de PI supera o es igual a la cifra de referencia, eso querrá decir que tu nivel de competitividad para ese determinado producto es el adecuado. Si, por el contrario, se encuentra por debajo, significa que tu producto no se encuentra al mismo nivel de competitividad que el resto de tiendas. Ten cuidado con este indicador: no se debe incrementar de manera masiva a costa de reducir o llevar al negativo tus márgenes de beneficio.

Márgenes

Son de extrema relevancia e indican las ganancias de tu tienda online. Cualquier estrategia debe ir encaminada a modificar márgenes cuando sea necesario, pero también a saber detectar oportunidades y situaciones en las que optimizarlos, maximizarlos o salvaguardarlos.

Conversiones

El price index indica el nivel de competitividad y el margen, el nivel de ganancias para un producto. Las conversiones, por su parte, son una métrica esencial para determinar si las tácticas desarrolladas están funcionando de manera apropiada. Un buen PI, porcentaje de margen y aumento de conversiones para un producto significan, sin lugar a dudas, que tu estrategia de fijación de precios funciona.

Seguir los movimientos de tu competencia


En un escenario tan competitivo, lo más habitual es actuar de manera reactiva a los cambios de precio de tus rivales. Una solución en este sentido consiste, por tanto, en monitorizar la estrategia de mercado de tus competidores.

Si controlas los cambios en el pricing de tus tiendas rivales, así como su estado de stock, puedes llegar a conseguir una ventaja competitiva interesante para tu e-commerce. ¿Cómo? Si analizas su histórico de precios podrás llegar a detectar patrones en su pricing, como rebajas, descuentos o promociones en fechas concretas. Del mismo modo, si conoces su estado de stock puedes sacar provecho de la oferta y la demanda: si tus competidores se quedan sin stock para un producto que sí está disponible en tu catálogo, eso sin duda favorecerá a que consigas más ventas para esa referencia.

Soluciones automatizadas para mejorar tu estrategia comercial


Mantener un control manual del Price Index (PI), conversiones y márgenes supone un gasto de recursos muy grande en términos de tiempo y dinero. Por esa razón, existen soluciones automatizadas que ayudan a gestionar estas métricas y mantenerlas actualizadas. Dichas soluciones ofrecen una visualización detallada del histórico de precios de la competencia, alertan sobre cambios de precio en las tiendas rivales, te permiten determinar cuál es tu posicionamiento respecto a ellas y, lo que es mejor, te ayudan a redefinir tu estrategia de pricing en base al estado del mercado y tus propias normas de pricing.

Se trata de un conjunto de características que funciona de manera idónea para controlar lo que ocurre con tu tienda online, establecer cuál es su rendimiento, y ganar ventaja competitiva. Todos ellos son factores que, sin duda, te permitirán optimizar las métricas más relevantes para tu e-commerce.