Cómo escoger el mejor precio para mis productos

Un estudio de la competencia en profundidad te ayudará a ajustar precios competitivos.

- 4 Minutos de lectura

Hay diversos factores a considerar a la hora de definir los precios de tu tienda e-commerce. No obstante, uno de los más importantes es tu competencia, así que realizar un buen estudio de mercado será crucial para escoger los mejores precios dentro de tu vertical.

En realidad, la gran mayoría de internautas realizan “pequeños estudios de mercado” cada vez que compran productos online. ¿Qué es lo que buscan? Simplemente, el mejor precio. Los usuarios escogen dónde comprar basándose principalmente en el precio, aunque también pueden tener en cuenta otros factores como por ejemplo el coste y tiempo de envío o la existencia de ofertas o promociones; aunque esto ocurre en un menor grado.

Entonces, si incluso los consumidores realizan algo parecido a una investigación de mercado, los mismos e-commerce necesitan tener controladísimos los precios de sus competidores continuamente para así poder modificar sus precios, mejorar su competitividad dentro del vertical y ganar más conversiones. Este es un proceso que conlleva una gran inversión de tiempo, dada la gran cantidad de datos a analizar.

Es por eso que hacerlo mediante herramientas automatizadas optimizarás tu trabajo y conseguirás ahorrar en tiempo y dinero. Las soluciones de monitorización de precios resultan ser recursos altamente recomendables para los negocios digitales, ya que te permiten realizar un seguimiento de precios de tus competidores directos y, a la vez, te proporcionan una visión mucho más amplia y detallada de la situación del mercado.

La monitorización de precios


A través de la monitorización de precios, conseguirás mantener continuamente actualizada tu base de datos, de acuerdo con la situación real del mercado en todo momento. Esto es importante porque los precios cambian con facilidad en muchos verticales, y conseguir estar al corriente de dichos cambios resulta clave para mantenerte competitivo en tu sector.

Además, hacer un estudio de tu competencia te permite entender con mucha más facilidad cómo se comporta tu mercado. Puedes descifrar cuáles son sus estrategias de precios o detectar si existen comportamientos que se repiten a lo largo del tiempo en los precios de ciertos productos. Toda esta información, te permitirá tomar mejores decisiones que mejorarán la competitividad de tu tienda.

En muchas ocasiones, cuando un e-commerce baja el precio de un producto, suele producirse un efecto dominó y sus competidores bajan también el valor de sus productos para mantenerse al mismo nivel de competitividad. Aún así, tienes que saber identificar cuál debe de ser el mejor movimiento a realizar y cuánto vale la pena bajar los precios sin arriesgar tu margen de beneficio.

Optimización de precios


Aquí es donde entran en juego otras herramientas interesantes a la hora de escoger el mejor precio para tus productos: los software de optimización de precios.

Estas herramientas hacen un seguimiento de los precios de tus rivales y, según los datos que recolectan, te sugieren precios competitivos de acuerdo con la situación actual del mercado. Es interesante porque, además, suelen incluir la posibilidad de añadir condiciones y parámetros para regular sus sugerencias. Así, si quieres que tus productos se mantengan más baratos que un competidor en concreto, el software lo tendrá en cuenta y sugerirá precios de acuerdo a ello.

Por otra parte, potenciarán tu posicionamiento en marketplaces como Google Shopping o Amazon. Un buen posicionamiento en estos mercados digitales es de gran ayuda para que los usuarios te vean como una tienda competitiva y, por ende, consigas aumentar el tráfico y el número de conversiones.

Así pues, dada la gran cantidad de competidores que existen en internet, resulta indispensable utilizar herramientas automatizadas que ayuden a las tiendas online a realizar un exhaustivo estudio de la competencia, a destacar entre sus rivales sugiriendo precios calculados según sus necesidades y el estado del mercado.